Cómo es un vino perfecto

Noticias 20 de agosto de 2018
Un enólogo argentino acaba de sumarse al club de los hacedores de vinos de 100 puntos. ¿Qué debe tener un vino para recibir la clasificación más alta?
2750177w1033

El 29 de junio pasado se convirtió en un día inolvidable para el ámbito vitivinícola argentino. Finalmente un vino elaborado en el país alcanzaba el puntaje perfecto de la escala de Robert Parker, medio más influyente del mundo vínico. Pero la sorpresa no terminaría con la publicación de los 100 puntos, como si fuera poco se trataba de dos vinos y encima elaborados por el mismo enólogo, Alejandro Vigil.

La noticia se conoció tras la publicación del último informe sobre vinos de Argentina firmado por el español Luis Gutiérrez, catador de Wine Advocate. Aquella mañana se develaba su ranking encabezado por Gran Enemigo Gualtallary Single Vineyard Cabernet Franc 2013 y Catena Zapata Adriana Vineyard Riverstone Malbec 2016, ambos con 100 puntos. El listado general sumaba otros 1286 vinos argentinos.

 
Lógicamente, semejante logro conquistó los titulares de todos los medios y logró despertar la curiosidad de los menos expertos en la materia quienes se preguntaban: ¿existe el vino perfecto?

En el marco de la última Premium Tasting que tuvo lugar en Mendoza la semana pasada, Luis Gutiérrez volvió a visitar Mendoza y se encargó de respondernos esta pregunta. "No podemos decir que existe el vino perfecto por que no hay una manera exacta de medirlo pero sí hay vinos que emocionan. Son vinos que te hacen temblar cuando los bebes, que te entusiasman. Eso es un vino de 100 puntos", explicaría antes de comenzar a conducir un cata de vinos argentino ante unas 440 personas.

De esta manera Gutiérrez explica la metodología con la que puntúa cada vino que cata. Él como muchos profesionales de la degustación se vale de una planilla que le permite asignar una calificación a cada etiqueta, calificación que se mide en una escala de 100 puntos donde a partir de los 90 los enólogos respiran con alivio. Este método asigna un puntaje a cada atributo del vino a partir de criterios técnicos y objetivos, donde por debajo de los 60 puntos se hablará de un vino imbebible, por encima de los 90 de uno excepcional y a partir de 96 de algo extraordinario. Para lograr los preciados 100 puntos, como dice el catador español, "el vino debe conmover".

Fuente: La Nacion