El vino impulsa a toda la industria de las bebidas alcohólicas

Noticias 29 de mayo de 2018
El consumo mundial de alcohol aumenta en 2017 gracias al incremento de consumo en vino.
-2SipBWIfB-c117NYS9qGWMMqap9O6SYwCTUIP_wkCTf2B9FjdTnaE3M_lNwMChGDUIeUXa2_RKfUB9yGgZLAX0Gpy0uqLzhT4RO

El consumo mundial total de bebidas con contenido alcohólico creció levemente en 2017, aumentando en 3,5 millones de cajas de nueve litros en comparación con 2016, según datos recién publicados por IWSR, una de las consultoras líderes en análisis de datos del sector de bebidas alcohólicas a nivel mundial.

Aunque el crecimiento de 2017 es muy modesto, solo un 0,01%, se produce tras un descenso del -1,25% que se produjo en 2016, lo que representa un notorio cambio positivo para la industria en general.

Además, el vino impulsó a toda la industria de las bebidas alcohólicas contribuyendo a la mayor ganancia en volumen global, seguido por la sidra. Por el contrario los destilados disminuyeron marginalmente debido a las fuertes pérdidas producidas en los países de Europa del Este (CEI). El consumo de cerveza y las bebidas mixtas también continúan disminuyendo.

Después de un año plano en 2016, el vino tranquilo tuvo un positivo regreso en 2017, ganando 12 millones de cajas (+ 0.5%). Italia, Rusia y los EE. UU. Fueron los principales mercados en crecimiento para el vino tranquilo, mientras que el Reino Unido y Francia registraron los mayores descensos. Estos mercados maduros de vinos están sufriendo caídas en los consumos debido a cambios generacionales que afecta a las elecciones de bebidas, según el IWSR. El crecimiento de la sidra y el vino espumoso en el Reino Unido contrarrestó el declive del vino tranquilo, y en Francia el consumo de cerveza aumentó fuertemente.

Las regiones con mayor incremento en consumo de destilados fueron Asia-Pacífico y América. El continuo crecimiento del "baijiu" en China (un destilado cada vez más popular en este país) es el principal contribuyente a los volúmenes de Asia-Pacífico, pero el whisky también tuvo un buen desempeño en la región, sumando 2,7 millones de cajas entre 2016 y 2017 (+ 1,2%). Del mismo modo, el whisky creció en 2,7 millones de cajas en América (+ 3,2%), y el vodka añadió 1,7 millones (+ 1,8%). Los destilados a base de agave (como el tequila o el mezcal, entre otros) fueron la categoría de mejor desempeño en el continente americano por crecimiento porcentual, incrementando un 5.3%, lo que supuso 1.4 millones de cajas. Los países del CEI fue la única región que experimentó un descenso en el consumo de destilados, cayendo -7,6% (25,2 millones de cajas), debido a la disminución del consumo de vodka en Rusia y Ucrania. Las presiones gubernamentales y los cambios generacionales justifican estas disminuciones continuas, según la consultora.

En términos porcentuales, las bebidas destiladas a base de agave fueron la categoría de crecimiento más rápido a nivel mundial (+ 5.2%), seguidas de la ginebra  (+ 4.5%) y el whisky (+ 2%). EE.UU. fue el mercado de mayor crecimiento para destilados de agave y whisky, y el Reino Unido fue el mercado de mayor crecimiento para la ginebra.

La cerveza volvió a crecer en América, liderada por México y Argentina, a pesar de continuas disminuciones en los Estados Unidos. Los resultados positivos en el continente americano junto con un fuerte crecimiento en África, Medio Oriente y Europa ayudaron a frenar el declive global del consumo de cerveza.

Aunque el crecimiento de la sidra en Europa se ha desacelerado, el impulso en África y Oriente Medio ayudó a aumentar el volumen mundial en 2,5%. El mercado de bebidas mixtas (mezclas que incluyen alcohol, como la sangría, entre otras) disminuyó en -1%, liderado por una desaceleración en Asia-Pacífico y otras tendencias negativas de categoría en la CEI y América.

Fuente: Vinetur