Así son los vinos por los que Iniesta dice adiós al Barcelona

Noticias 29 de abril de 2018
La “Bodega Iniesta” funciona desde el 2010 y produce sus propios vinos aceites y quesos manchegos.
1518810183_702358_1518810394_noticia_normal

El vino ha sido el factor clave en la decisión del jugador para abandonar el club azulgrana. Tras casi 14 años jugando en el equipo catalán y a sus 33 años, Andrés Iniesta ha decidido dar un paso al lado en su carrera. Una carrera que seguirá vinculada al fútbol, pero no al europeo, sino al asiático. El paso lo da hacia el lado izquierdo del mapa mundial, concretamente China. Un país que, al parecer, aprecia de manera especial, el vino de las "Bodegas Iniesta". De este modo, el jugador seguirá vinculado al deporte que tantos éxitos le ha aportado y lo complementará con la pasión familiar de impulsar la exportación de los productos de su Bodega a China.


El jugador del F.C Barcelona habría firmado un contrato millonario para comercializar su marca en el país asiático. Un acuerdo que supondría la venta de dos millones de botellas al año en el mercado chino.

Al parecer, la marca vinícola de Andrés Iniesta ya ha testado que el mercado asiático triunfa. De hecho, en Japón, es uno de los 35 países que exporta vino Iniesta. Hace poco varios de sus productos vinícolas han ganado 4 medallas de oro a los mejores vinos en el concurso de vinos en Japón sólo para mujeres "Sakura". Los galardonados fueron los de la marca 'Corazón loco' selección de la añada de 2013 con sus variedades Syrah, Petit Verdot, Tempranillo y Cabernet Sauvignon y el 'Finca Carril Valeria', un vino blanco al que le puso el nombre de su hija mayor.

Las "Bodegas Iniesta" nacen de la necesidad familiar de crecer en el negocio vinícola. Tal y como cuenta su página web, “Bodega Iniesta comienza en los años 90 cuando José Antonio Iniesta inicia este proyecto con una plantación de 10 hectáreas de viñedo. Tras varios años y viendo los resultados obtenidos, se continuó su trabajo en la viticultura, plantando diversas variedades y aumentando la extensión vitícola hasta las 200 hectáreas actuales”. Después de afianzar la tierra y los viñedos, la familia decide construir la Bodega y empezar a producir su propio vino.

La Bodega cuenta ya con más de “120 hectareas de de viña de variedades autóctonas: Macabeo, Bobal, Graciano, etc., e internacionales: Chardonnay, Petit Verdot, Sauvignon Blanc…, situadas en la D.O. MANCHUELA”. Tiene una amplia variedad de productos vinícolas. Cuenta con un total de 16 botellas de vino, entre tintos, rosado, blancos, dulces, robles, incluso ecológicos.

Además elaboran su propio queso de oveja curado en Manteca denominado también “Corazón Loco”, y su propio aceite “Corazón Loco Óleo” ,de oliva virgen extra que tal y como lo presentan  en la web, proviene de una “Variedad afrutada, aromática y suave, prácticamente sin notas amargas ni picantes”.

El proyecto de la Familia Iniesta Lujan pretende ir más allá de la venta de sus productos. Al parecer,y tal como muestra su página web, ofrece toda una experiencia vinícola. En la página invitan a adéntrase en el mundo del vino, a través del enoturismo durmiendo entre viñedos en sus “acogedoras casas rurales (...) dentro encontraréis todo lo necesario para pasar una noche inolvidable”. Además ofrecen a sus clientes la posibilidad de “poder organizar tu evento a medida; reuniones de trabajo, seminarios conferencias, catas, charlas u otros eventos” en sus instalaciones. Todo un emporio alrededor de la uva que con el creciente mercado asiático puede ser muy rentable a la familia y al propio jugador.

 

Disfruta de nuestras acogedoras casas rurales, y respira tranquilidad entre nuestros viñedos

Una publicación compartida por Bodega Iniesta (@bodegainiesta) el

Fuente : AS