Bondiola al arriero con papa aplastada

Recetas 28 de octubre de 2017
.
y4mQGvwK0vHELk3FbxDQa32lWx06hXbAHLet99Gv-B534R-VrfHGwMr1odl0QYb21n6jVi1gj7a1htEcq4aiYyUIMFf1aFxMdMel

TIEMPO DE PREPARACIÓN
30 minutos


Ingredientes para 4-6 personas:


1 bondiola de cerdo de aproximadamente 1,5 kg
4 cucharadas de vinagre de alcohol
1 + 1 cucharaditas de ajo picado muy fino
1 cucharada de perejil fresco picado
2 cucharadas de mostaza
4 cucharadas de vino blanco
1 cucharadita de romero fresco picado
280-300 g de muzzarella, cortada en fetas
4 cucharadas de cebollas rehogadas
8 rodajas delgadas de tomates frescos
1 cucharadita de ciboulette picada
Sal y pimienta, cantidad necesaria
Papas aplastadas
4-6 papas medianas con piel
4 cucharadas de aceite de oliva
4 cucharadas de cebollas previamente rehogadas
4 cucharadas de queso parmesano rallado
4 cucharaditas de cubitos de panceta crocante


Preparación y realización:


Colocar la bondiola en una fuente. Frotar la bondiola con dos cucharadas de vinagre. Salpimentarla.En un bol, mezclar una cucharadita de ajo picado, el perejil, la mostaza, el resto del vinagre de alcohol, el vino blanco y el romero. Condimentar la carne con la mezcla. Tapar el recipiente y dejarlo descansar en la heladera toda la noche. Al día siguiente, colocar la bondiola (con sus condimentos) sobre papel de aluminio. Cerrar como si fuera un paquete. Colocar en una fuente o placa y cocinar en horno a 160-180 °C por cuarenta minutos. Pasado el tiempo sacar del horno y dejar descansar algunos minutos.


Mientras la carne se cocina, preparar las papas aplastadas. Cepillar/lavar muy bien las papas con su piel. Hervirlas en agua ligeramente salada hasta que resulten casi tiernas. Colar y reservar. Aplastar suavemente las papas calientes con la palma de la mano protegida por un repasador para que queden armadas. Calentar a fuego mediano el aceite de oliva en una sartén grande. Agregar las papas aplastadas. Hacer una leve presión con una espátula para que la base de las papas resulte bien crocante. Repartir sobre cada una la cebolla rehogada, el queso parmesano y los cubitos de panceta. Reservar.


Cortar dos o tres fetas de bondiola por persona (300 g). Colocarlas sobre una placa para horno. Sobre cada una repartir una cucharada de cebolla rehogada, las fetas de muzzarella, dos fetas de tomates, un poquito de ajo picado y el ciboulette. En la misma placa agregar las papas aplastadas.
Llevar a horno bien caliente para que todo se gratine bien. Servir dos o tres rodajas de carne con una papa aplastada por comensal.