La Ruta del Vino del Danubio

Vinos 08 de mayo de 2016
Visita obligada para los amantes del vino, llena de lugares y tradiciones aún por descubrir para la mayoría, la Ruta del Vino del Danubio brinda una experiencia única, donde se mezclan vinos con excelentes ofertas gastronómicas, cultura, historia, y naturaleza.
vrsac_tradition_of_wine_making_serbia_sightseeing

En esta ruta,  la vitivinicultura es un verdadero tesoro con más de dos mil años de antigüedad. Los vinos producidos aquí estaban entre los mejores de Europa en el siglo XIX, y hoy, muchas variedades de uvas de la región reconocidas internacionalmente, compiten con los de países más tradicionales y han logrado una gran cantidad de premios internacionales debido a su creciente calidad.

Si bien el Danubio nace en Alemania, y cruza Austria, Eslovenia y Hungria, esta Ruta abarca Croacia, Serbia, Bulgaria y Rumania.

Iniciamos el recorrido en Croacia, donde cruza dos regiones vitivinícolas, Baranja e Illok.Con un clima continental moderado, son perfectas para el cultivo de uvas blancas, logrando grandes vinos con su Traminac (también conocido como Gewürztraminer), Graševina, Pinot Blanco, Chardonnay y Rajnski Rizling.

Pasando a la provincia Serbia de Vojvodina, llegamos a Vršac, donde los viñedos están en laderas y al pie de las montañas desde la época de los romanos. Aquí se puede disfrutar de su hermosa arquitectura y visitar la Catedral Ortodoxa Serbia. Negotinska Krajina goza de un microclima específico que es muy apropiado para la viticultura y es aquí donde se producen los vinos más populares del país. En Morava, Smederevo es una región bendecida por la naturaleza, ya que la ha favorecido con un clima propicio para la uva. Las variedades principales de esta zona son Smederevka, Gamet y Prokupac. Fruška Gora también tiene una tradición vinícola antigua y  es famosa por su parque nacional y sus monasterios ortodoxos serbios.


Ya en Bulgaria, el recorrido nos lleva a la Llanura del Danubio, que abarca 5 regiones vitivinícolas e incluye ciudades como Pleven y Veliko Tarnovo, “La ciudad de los zares”. Su clima es continental templado, con veranos muy cálidos y un elevado número de horas de sol al año y es reconocida por sus buenos vinos blancos secos, así como por sus vinos tintos de aroma afrutado. Las principales variedades cultivadas son Chardonnay, Aligoté, Muscat Ottonel y Rkatsiteli entre las blancas y Cabernet Sauvignon, Merlot, Pamid, Cinsault, Misket y Gamza, entre las tintas.

Continuando el recorrido, la Ruta del Vino del Danubio llega a la región sur de Rumania, donde se encuentran Muntenia y Oltenia. Con viñedos que cubren aproximadamente 104.000 hectáreas, la combinación de clima y suelo, crean las condiciones perfectas para excelentes vinos tintos con cuerpo de Feteasca Neagra y de Cabernet Sauvignon. Ya en su camino hacia el mar, llegamos a la región de Dobrogea, que cuenta según los expertos, con las mejores condiciones de crecimiento del vino en Rumania. Aquí la vinicultura tiene una larga tradición prerromana y se producen excelentes vinos tintos y ricos en sabor, nobles con dulzura natural. Se puede complementar una visita a Podgoria – Crama Murfatlar, famosa por su antiguo complejo monástico con seis iglesias y capillas ortodoxas-.

Con el río Danubio como compañero permanente de viaje, esta ruta es un viaje increíble donde es posible encontrar todo lo que un buen amante del vino busca. Y mucho más.