¿Qué No Tiene Qué Ver Con El Vino Pero Lo Cambia?

Vinos 07 de mayo de 2016
Son factores que no dependen del vino, son factores subjetivos que cuando tomamos el vino, nos puede cambiar factores a tomar el vino.
katamaniacos_vins

El momento.

Si es de día, de noche, si hace frío o calor va a afectar nuestro olfato de alguna manera. ¿La razón? No olemos igual en invierno con frío que en verano o la primavera con polen en el ambiente. Todo esto influye de alguna manera.

Aromas del lugar.

Si estás en un restaurante o en tu casa; si hay desodorante de ambiente o es al aire libre. Son cuestiones que afectan al vino. No es lo mismo estar en un restaurante cerrado con un horno de piedra y aromas a pizza, que estar en un día de campo con aire fresco.

Estado de ánimo.

Imagina que andas de buenas y percibes de una manera diferente el vino a como estas de un mal humor; o enamorado; o con amigos en la fiesta. O ya llevas varias copas antes. Todas las acciones antes y durante van a influir en tu toma de vino.

Estado de salud.

Si tienes gastritis, si hay alguna alergia o gripe, tos; si andas mal de la presión influye en como tu cuerpo va a recolectar los aromas del ambiente.

También si tu gastritis es muy marcada, puedes tener un sabor a metal en la boca que cuando tomes vino, va a afectarlo.

La compañía.

No es lo mismo tomar un vino con tu gran amor que en una cita de negocios o una cata. Todo esto provoca cambios a la hora de tomar un vino. Desde los aromas (si usan perfume o no) hasta al momento de tomarlo.