Ivana Bisonard

Vinos 12 de marzo de 2016 Por
Desde Salta a Grecia
y3mNpl9x1oD7C2zuCrDKHp9PRe6JqDvvM664fhTUxt_XT-PJZGPcWA_MfBGwyCwWKTnvpcZg5UE66_BkI-r_Z3kMXRG9ENaDBwc7yXC-FqeMrWtYWx3NksqOA8cicOkgFzA59RkMR5PWn0X_Un_zC6DDWcI5TJggh_C457ZZDxAMiE?width=4000&height=3000&cropmode=none

Ivana Bisonar es oriunda de Argentina, nació en la provincia de Salta. Vive en Grecia desde el 2014, se instalo en Atenas y junto a su marido Manolis, ambos amantes del buen vino, crearon "Hebe"una importadora exclusiva de vinos argentinos. En este encuentro con Salta Vinos nos cuenta su historia y su pensamiento sobre el vino argentino en el mercado griego.

¿Hace cuántos años estás en Grecia?

Me mudé a Grecia a principio del año 2014, a la ciudad de Atenas.

 

¿Cómo llegaste?

Básicamente, tenía un marido que me estaba reclamando, jaja!

Manolis es de Atenas. Estábamos saliendo a la distancia desde hacía tiempo y veníamos pensando en la posibilidad de vivir juntos, así que ese año decidimos que iba a ser yo quien me mudara… y así llegué!

 

¿Cómo surge la idea de una importadora de vinos?

HEBE surge fundamentalmente de una necesidad personal. Deseaba mudarme a Grecia y eso significaba empezar todo de nuevo, y quería hacer algo que me mantuviera conectada con Argentina… y que más argentino que nuestros vinos!!

¿Por qué el nombre Hebe?

 El nombre HEBE surgió de la mitología griega,áź­βη o Ivi, era la Diosa de la juventud y la copera oficial de los Dioses del Olimpo, encargada de servirles néctar y ambrosía, el vino de los Dioses.  En un primer momento, cuando estábamos buscando un nombre para la empresa, Manolis quería que le pusiéramos mi nombre, pero la verdad, a mí me parecía demasiado “autorreferencial”, así que empezamos a buscar en la mitología y nos encontramos con esta sorpresa.

 

¿Qué perfil tiene el consumidor al que te diriges?

Como importadora, básicamente nos dirigimos a empresas mayoristas y minoristas, que tienen personal especializado y conocimientos del tema, que están continuamente buscando nuevos productos para el mercado. Les ofrecemos un interesante portfolio con variedad de bodegas, líneas, precios y una continua renovación y ampliación de nuestros productos. De este modo, llegamos al consumidor final solo de forma indirecta.

De todas maneras, considero que el consumidor griego es un consumidor exigente. Si bien es cierto que “la cultura del vino” ha tenido una explosión en Grecia hace relativamente pocos años, la influencia de países cercanos como Italia, Francia y España, ha determinado que el “estándar” en cuanto a exigencias del consumidor sea alto.

 

¿Qué vinos prefieren y cuál es en general el concepto que tienen sobre los vinos argentinos?

Si bien es difícil hacer una generalización tan amplia, nuestra experiencia nos dice que prefieren vinos aromáticos, suaves y armónicos, fáciles de entender y disfrutar.

Yo creo que esta preferencia también ha sido captada por algunas Bodegas Griegas, donde las más innovadoras, han tomado algunos varietales como el “Xinomavro” y cubrieron estas exigencias mediante una vinificación del estilo “nuevo mundo”.

Por supuesto, esto no significa que no hayan consumidores con otro tipo de preferencias y exigencias.

Los griegos tienen un muy buen concepto de los “Vinos Argentinos”. La mayoría de la gente ha probado -al menos una vez- algún vino Argentino y los que no los han probado, no dudan en decirme: “yo no los probé, pero sé que son buenísimos”.

Hay buena recepción y mucha curiosidad. Además el Malbec empieza a tener cada vez más presencia en el mercado por ser un vino muy agradable al paladar griego. Lo mismo pasa con el Torrontés, que gusta por su frescura y aroma y, aunque no es tan conocido, venimos trabajando fuerte para lograr su inserción en el mercado.

 

¿Cuando les hablas de vinos argentinos con que lo relacionan?

La relación inmediata que hacen es con la carne… el asado argentino!

Eso también significa que la primera conexión que hacen es con el vino tinto, sin embargo, nosotros hemos tenido una experiencia más que interesante con el Torrontés.

Como te comentaba antes, cuando comenzamos con la idea de importar vinos argentinos, el Malbec ya era un varietal conocido aquí, pero muy poco se sabía del Torrontés, lo que significó una ventaja por lo novedoso, y un desafío poder llamar la atención del consumidor.

 

¿Como lograron ocupar un lugar en el mercado Griego?

Debido a que desarrollamos nuestro negocio sobre la idea de dar a nuestros clientes la posibilidad de elegir el vino que ellos quieren.

Antes, todos los vinos argentinos que llegaban a Grecia eran importados en forma indirecta, por un importador/distribuidor intermediario de Europa. Esto significaba mayores costos y una elección predeterminada de productos sin consideración de las preferencias locales.

Nosotros somos los únicos importadores directos y ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de probar todos nuestros productos. Organizamos eventos y degustaciones en los que evaluamos el “feed back” de los clientes y en función de ello armamos nuestras importaciones. También viajamos al menos dos veces al año a Argentina y a la vuelta organizamos un “baggage teasting”, es así como  llamamos a la degustación que hacemos con todas las muestras que traemos en nuestras valijas y de este modo mantenemos actualizado y renovamos periódicamente nuestro portfolio.

Finalmente, trabajamos “on demand” para aquellos clientes que buscan mayor exclusividad.

 

¿Como ves el mercado actual y que proyecciones tienes o expectativas para tu negocio?

El mercado griego es un mercado relativamente chico, más allá de que el consumo es alto, Grecia es un país pequeño y que además produce vinos, pero estoy segura que, en la medida que nuestros productos cumplan con los estándares de calidad que tenemos y mantenga una buena relación calidad/precio,  tienen lugar en el mercado.

Nosotros nos especializamos en vinos argentinos, por lo tanto, nuestra “expectativa” es que cuando en Grecia se hable de vinos argentinos, se hable de HEBE.

 

 

 

 

 

Datos de la empresa 

www.hebewines.com

https://www.facebook.com/hebewines/