Adiós a los decantadores

Noticias 09 de marzo de 2016
Las copas que facilitan la oxigenación del vino
fotka2

Con las copas de la gama Turbulence es posible conseguir la oxigenación del vino sin la necesidad de su paso por un decantador al servirlo. El secreto: en el diseño de la propia copa que al darla vueltas suavemente, el vino choca contra su relieve y permite que se oxigene directamente.

Estas copas constituyen una innovación para conseguir la oxigenación del vino. Ya no van a hacer falta los decantadores, puesto que estas copas fueron desarrolladas para facilitar el servicio del vino y conseguir la oxigenación directamente con ellas. Son un desarrollo de la firma checa Bohemia Crystal Glass que menciona que pueden ser muy útiles especialmente para las bodegas y los vitivinicultores.

La gama se denomina Turbulence y la empresa dice que con estas copas se puede disfrutar de una experiencia excepcional al tomar el vino. El interior de la copa Turbulence está hecho por una tecnología única que trae un diseño excepcional y algo más. La fórmula según aclara Bohemia Crystal Glass es la siguiente: “Dando vueltas, la copa es capaz de hacer con el vino lo que se demora horas usando la manera normal del proceso de decantación”. De esta forma se produce una ola que causa la oxidación mejor y de forma más rápida. Aseguran que “entonces ya no hace falta preparar el vino durante horas antes de servirlo“. Nada más después de unos segundos de movimientos suaves y rotatorios y por medio de esta modelación plástica la bebida se oxigena más velozmente. La empresa destaca que la oxigenación quita los olores que produjeron los vinos durante el periodo de estar cerrados, “así el buqué puede destacar mejor”.

La gama Turbulence en detalle

Estas copas están realizadas de cristal sin plomo. Las cualidades de este tipo del cristal son su alta transparencia y su resistencia mecánica. Además se pueden fregar en el lavaplatos.

La gama Turbulence, que fue lanzada en 2013, está destinada al vino tinto. Antes de todo es apropiada para los vinos tintos jóvenes o maduros pero también puede servir para algunos tipos de vinos blancos. La copa destaca por su forma clásica que es al mismo tiempo única ya que parece un tulipán ligeramente abierto. El cuerpo del interior cuenta con una serie de relieves y en dirección al tallo se cierra para acumular perfectamente las sustancias aromáticas de la bebida.

Las copas para el vino tinto tendrían que ser bastante voluminosas para que el aroma pueda ampliar y el vino pueda oxigenar suficientemente. Durante del movimiento giratorio se crea un área bastante grande y gracias a eso el vino puede coger más aire por lo que permite disfrutar más de su olor.

Estas copas las ofrece la compañía checa Bohemia Crystal Glass, orientada a la exportación de cristal de Bohemia. Disponen de un amplio surtido y tiene productos para bodegas, hostelería, retail y también productos de regalo.

Bohemia Crystal Glass remata diciendo que “en una buena copa, su bebida preferida va a saber mucho mejor”.

La copa Turbulencia es fabricada con una tecnología única, que proporciona un diseño único y algo extra. La empresa Crystalex sabía aprovechar sus años de experiencia en el sector y en combinación con la tradicional calidad de la masa de vidrio ha creado una copa única. Un giro leve con el cáliz actúa sobre el vino de la misma forma que una decantación usual, que tarda horas.

OXIDACIÓN MÁS RÁPIDA

Al girar la copa, el pliegue especialmente perfilado provoca en el vino una oxidación más rápida que la experimentada en condiciones normales. Ya no hace falta preparar el vino unas horas antes de ser servido. Sólo se necesitan unos segundos del movimiento circular del cáliz para que el perfilado acelere la oxigenación del contenido.

¿Porqué es importante la oxidación del vino?

La oxigenación elimina olores, que el vino crea durante su cierre en la botella. De este modo, destaca mejor el bouquet característico del vino.

RESALTADO DE LAS PROPIEDADES SENSORIALES DEL VINO

El olor es uno de los atributos más importantes en la evaluación de la calidad del vino. En función del aroma se pueden determinar, por ejemplo, el origen o la variedad del vino. Es precisamente el perfilado interior del cáliz, que con su movimiento provoca la liberación de las sustancias aromáticas y el resaltado del sabor. ¡Así, el consumo de vino cobra una dimensión completamente nueva!

Fuente : CPE / www.bohemiacrystalglass.cz