¿Cómo conservar el vino varios días cuando hemos abierto la botella?

Vinos 10 de mayo de 2019
Si no has consumido la botella entera y quieres conservar el vino restante en buen estado para otra ocasión, este artículo te interesa
abrir_vinoi

¿No quieres abir una botella de vino porque solo quieres tomar una copa y temes estropear el resto? ¿eres de los que tiene la sana costumbre de tomar una copita de vino en la comida? ¿has celebrado una comida con familia o amigos y te ha sobrado vino?

En muchas ocasiones sobra vino después de haber abierto la botella. Para que puedas conservar el vino restante en perfectas condiciones. te dejamos a continuación 6 trucos para guardar el vino que te haya sobrado como recién abierto.

1 Frío

Si sabes que te va a sobrar vino, no lo mantengas abierto en la mesa. Sirve el vino que necesitas en una jarra o decantador, tapa el restante y refrigéralo. También puedes guardar el vino abierto en una zona fresca y seca de la casa con temperatura no superior a 20ºC.

2 Sin aire

Tapa siempre la botella abierta de vino mediante su propio corcho. Si el corcho está dañado, utiliza un tapón especial para vino. Asegúrate de que queda bien cerrado y no entra aire, esto es fundamental. Si no vas a beberte todo el vino, tápalo después de servir cada copa. Un último apunto, poner una cucharita en las botellas de Cava, Champagne o espumosos no sirve para nada, es un mito, el gas se escapa rápidamente y el vino se estropea.

3 Sin luz

Aleja la botella de la luz (especialmente la luz del sol). Incluso la exposición breve a la luz puede afectar negativamente al sabor del vino.

4 Siempre de pie

Una botella cerrada tiene sus propias reglas de conservación, pero una botella abierta y convenientemente tapada, debe guardarse siempre de pie, en posición vertical, de esta manera el contacto del vino con el aire es menor que en horizontal. Deja siempre la botella en posición vertical y muévela lo menos posible, a fin de minimizar el contacto del aire con el vino.

5 El truco de la media botella

Si tienes una botella vacía de tamaño menor, por ejemplo una media botella de 37,5 cl. o similar, límpiala y no la tires, es una gran herramienta de conservación del vino.
Abre la botella de vino que vas a consumir e inmediatamente vierte con suavidad la mitad en la botella pequeña hasta arriba y tápala. Con este simple gesto la botella de menor tamaño quedará cerrada al vacío, sin aire en su interior, y con el vino en muy buen estado.
Utiliza la mitad abierta para servirte el vino, si necesitas más utiliza la media botella cerrada, sino guárdala siguiendo los puntos anteriores y conservarás el vino en óptimas condiciones.

6 Compra accesorios

Por último, si lo tuyo es tener la sana costumbre de servirte una copita cada día y siempre tienes una o varias botellas abiertas en casa, es recomendable que te plantees comprar algún tipo de herramienta especializada en cierres y conservación. Las bombas de vacío de extracción de aire, los inyectores de gas inerte, o la apertura sin extracción de tapón, sol algunas de los accesorios disponibles en el mercado para ayudarte a almacenar el vino sobrante en perfecto estado.

Fuente: Vinetur

Boletín de noticias