Preguntas frecuentes sobre la cultura del vino

Noticias 12/02/2016
Las dudas respecto a la apasionante cultura el vino son muchas. Cientos de interrogantes se crean alrededor del consumo del vino, sobre todo para quienes recién se asoman a esta deliciosa y mística tradición. En varias oportunidades nos hemos hecho ciertas preguntas que no nos animamos a realizar, y por tal motivo, a continuación ofrecemos respuesta a las inquietudes más recurrentes.
preguntas-vino

¿Por qué se gira la copa cuando se cata el vino?

Al realizar esta operación se contribuye a que los aromas del vino se expresen más rápidamente. La aireación a la que se lo expone logrará que el oxígeno despierte los componentes olfativos y de esta forma se exalten las cualidades del vino. Contribuye también a eliminar posibles hedores propios de un vino que ha permanecido largo tiempo en el encierro.

¿Cuál es la cantidad de vino que se debe servir en una copa?

Dependiendo del diseño de cada copa lo ideal es servir 1/3 de la misma. Observar que nunca el vino pase la parte más ancha de la copa- el ecuador- . Esta medida permitirá que en la copa haya oxigeno suficiente para exaltar las cualidades del vino y en el caso de los blancos para evitar la pérdida de temperatura de consumo.

¿Cuál es la temperatura de servicio ideal para el vino?

Cada cepa y estilo tiene su temperatura de servicio, nada mejor que leer su contra etiqueta, allí siempre está especificado. Como regla general:

  • Vino blanco joven: entre 8- 10°c
  • Vino blanco añejado: entre 10-12°C
  • Vino tinto joven: entre 14-16°C
  • Vino tinto añejado: entre 16-18°C                 

¿Los vinos con corcho son mejores que los vinos con tapa a rosca?

Bajo ningún caso los vinos con tapa a rosca o corcho sintético, son de peor calidad que los vinos con corcho natural. El “screwcap” o tapa a rosca, es el mismo que emplean los fabricantes de destilados, vinos generosos y muchos elaboradores de aceites o vinagres de calidad, y que se está convirtiendo en algo tremendamente habitual, especialmente en el caso de los vinos jóvenes. Desde hace algunos años es una tendencia en crecimiento el uso de tapa a rosca en la industria vitivinícola a nivel mundial. Los principales beneficios: es que es inocuo, no aporta aromas y sabores al vino; para el consumidor es fácil de usar puesto que no requiere ningún utensilio extra para su apertura; constituye un cierre perfectamente apto para el vino, en aquellas oportunidades que no se consume la botella entera.

¿Cómo guardar un vino abierto?

Como mencionamos recientemente, los vinos con tapa a rosca tienen un cierre fácil que nos permite sellarlo sin tanta labor. En el caso del corcho hay que utilizar un poco de maña más que de fuerza. Lo ideal es que no quede  en la heladera más de 2/3 días. Y en el caso que la botella contenga menos de la mitad, no más de un día. De no beberse en dicho plazo, se aconseja congelarlo para ser utilizado en cocciones en forma posterior.

Lo adecuado sería contar con un “vacuvin” o bomba de vacío, utensilio que permite sacar el aire quedando hermético, otorgando longevidad hasta un mes en la heladera, sin perder sus cualidades organolépticas.

Te puede interesar