Alimentos para el cuidado de la piel

Nada es más atractivo que una piel suave, tersa y lozana
alimentos-para-el-cuidado-de-la-piel-768x512

Existen muchísimos productos en el mercado que prometen revitalizar la salud cutánea, nada es mejor que los productos naturales y hechos en casa. A continuación te dejamos una lista de algunos alimentos para el cuidado de la piel y cómo hacer con ellos mascarillas que te mantendrán joven y con una piel de porcelana.

Aceites naturales

Cuando hablamos de alimentos para el cuidado de la piel, lo primero que nos viene a la mente son los aceites naturales. El aceite de oliva y el aceite de macadamia son grandes aliados para hidratar tanto la piel como el cabello y las uñas. Gracias a su alto contenido de vitaminas E y K, ayudan grandemente a regenerar tejidos dañados por quemadas o heridas. Además, son aliados en la lucha contra el envejecimiento prematuro.

Existen muchas formas de aprovechar las bondades de estos aceites. Por ejemplo, puedes aplicarte una vez a la semana una mascarilla de aceite de oliva sobre el rostro, como si fuese una crema, y dejar que la piel la absorba. Una gotita bastará para que la piel reseca vuelva a humectarse.

Asimismo, el aceite de oliva resulta muy útil para exfoliar naturalmente la piel. Para ello, combina en un tazón pequeño dos cucharadas con otras dos cucharadas de azúcar, no importa si es blanca o morena. Pasa por el rostro varias veces una toalla humedecida con agua caliente. Con ayuda de los dedos, aplica el aceite con azúcar y aplícate unos masajes suaves sobre la piel por, aproximadamente, un minuto. Retira el exfoliante con una toalla humedecida con agua tibia.

Vino tinto

El vino tinto también resulta un gran aliado de belleza. Entre sus efectos destaca su capacidad antioxidante, rejuvenecedora y antiedad. Para aprovechar estas bondades del fruto de la vid es necesario hacernos una mascarilla. Es muy fácil de conseguir. Mezcla dos cucharadas de vino tinto con una cucharada de miel. Cuando consigas una consistencia homogénea, póntela sobre el rostro con ayuda de la yema de los dedos. Deja actuar por quince minutos y enjuaga con agua tibia. Puedes aplicarte esta mascarilla dos veces a la semana.

Miel

Gracias a sus encimas naturales, la miel es uno de los grandes alimentos para el cuidado de la piel. Puedes utilizarla como una limpiadora profunda o como humectante para piel y labios. Además, es muy recomendada en el tratamiento de pieles con acné, ya que favorece la reducción de impurezas y evita el aumento de bacterias.

Una forma de sacar provecho de este ingrediente es con una mascarilla de miel y canela. Para preparar la mascarilla, mezcla una cucharada de miel y una de canela molida. Cuando consigas una pasta homogénea, aplícatela sobre el rostro y deja que actúe por unos minutos. Luego, retira con abundante agua tibia.

Otros alimentos para el cuidado de la piel

La naturaleza ofrece un arsenal de ingredientes y frutas con este propósito. Entre las últimas también se puede destacar la lechosa o papaya. Esta posee propiedades exfoliantes y humectantes, por lo que resulta perfecta para el cuidado de cutis y labios. Otro elemento que salta de la cocina al tocador es el café, que puede emplearse para lograr una piel suave, tersa y revitalizada; también resulta muy eficaz en el tratamiento de la molesta piel de naranja.

Fuente: Cocina y Vino 

Te puede interesar