Tres finalistas competirán para ver quién se convierte en el próximo embajador de los vinos argentinos

El Concurso Mejor Sommelier de Argentina ya tiene a sus tres contendientes, quienes competirán el lunes en la gran final, que se realizará en Buenos Aires
441751

El 30 de octubre, en el espacio porteño Usina del Arte, se conocerá el nombre del ganador o la ganadora de la nueva edición del Concurso Mejor Sommelier de Argentina. 

Por lo pronto, este sábado se revelaron los nombres de los tres finalistas, quienes compitieron por un lugar entre más de veinte contendientes y lograron los mejores puntajes de las exigentes pruebas de la fase preliminar: se trata de Stefanie Paiva, Valeria Gamper y Martín Bruno.  

De ellos saldrá el mejor sommelier de Argentina quien, junto a su escolta, serán los candidatos al Concurso Mejor Sommelier de las Américas en Canadá y precandidatos para representar a Argentina en el Concurso ASI Mejor Sommelier del Mundo Bélgica 2019.

Durante la fase preliminar los contendientes participaron de una serie de pruebas que incluyó un examen teórico con preguntas de enología, vitivinicultura, geografía del vino, conocimientos de bebidas, protocolo de servicio y conocimiento de etiquetas; además de una cata a ciegas, una prueba de armonización de vinos y una de servicio.

Los finalistas son: 

• Martín Bruno, de 34 años, es Brand Ambassador de Pernod Ricard Argentina, sommelier ejecutivo en el restaurant Tegui de Buenos Aires y docente de la escuela de Sommeliers CAVE.

• Stefanie Paiva, también de 34 años, es la sommelier de UCO Restaurant en Buenos Aires y docente de la escuela de Sommeliers EAS.

• Valeria Gamper, de 33 años, es docente de la IAG y egresada de CAVE.

El Mejor Sommelier de Argentina en este 2017 será un ganador inédito ya que los vencedores de las seis ediciones precedentes quedaron excluidos de esta séptima competencia, con el objetivo de estimular a las nuevas generaciones de sommeliers a llegar a las fases finales. 

La final del Concurso contará con la presencia de más de 300 invitados y un jurado integrado por la cúpula directiva de las asociaciones de sommeliers continental y mundial. 

Entre ellos se destacan Andrés Rosberg, presidente de la Association de la Sommellerie Internationale (ASI), Michelle McCarthy, ex presidente de la Asociación Canadiense de Sommeliers Profesionales, y actual encargada de las RRII de esa asociación y Ricardo Grellet, presidente de la Asociación Nacional de Sommeliers de Chile y de APAS, y VP Américas de la (ASI). 

Cómo será la gran final 
Una de las pruebas más atractivas para los espectadores es la denominada “toma de comanda”, que consiste en un juego de roles desarrollado en un restaurant donde el sommelier recibe un menú y debe proponer vinos para combinar, además de agua, aperitivos, infusiones y cigarros.

Otra de las instancias de la final es la prueba de servicio, que podría incluir la apertura de un vino espumoso, decantación o realizar la apertura de una botella magnum.

Otra prueba clásica, y de las más exigentes, es la denominada “carta errónea”, en la que los participantes deben detectar errores en una carta de vinos, que podrían ir desde cosechas que no hayan salido al mercado hasta vintage Porto que no existan.

Por último, la final también puede incluir la prueba de “reconocimiento de imágenes”, en la que los sommeliers deben identificar en una fotografía proyectada a enólogos, personalidades del vino, edificio de bodegas o regiones famosas del mundo.

"Las pruebas de la competencia son realizadas en base a estándares internacionales por un comité técnico de destacados sommeliers con amplia experiencia en competencias locales, continentales y mundiales", indicaron desde la organización. 

El jurado de las dos instancias del MSA (preliminar y final) está compuesto por ganadores de concursos pasados, directores de las escuelas de sommellerie, personalidades del vino e invitados del extranjero.

"Para nuestra profesión es una fecha llena de contenido, esfuerzo y entusiasmo. Pero también, es un momento de gran alegría porque será una competencia que reflejará el crecimiento de la sommellerie argentina que, por un lado, se encumbra en el mundo y, por otro se consolida y se expande en su base local”, expresó el presidente de la AAS, Matías Prezioso.

"El foco de la organización de la competencia y de la jornada completa del 30 de octubre es crear condiciones para que los sommeliers más destacados del país puedan exponer su esfuerzo, su estudio y su progreso, al mismo tiempo que inspirar a los más novatos a fortalecer su crecimiento", agregó el directivo. 

"El concurso es un impulsor de este trabajo que procura sostener al sommelier argentino alto en el mundo, al tiempo que se fortalece puertas adentro. La tarea es más amplia e incluye lógicamente a las escuelas de sommellerie como CAVE, EAS, EAV y Gato Dumas, a las más de 70 bodegas que nos acompañan y a instituciones del sector como el Fondo Vitivinícola, Wines of Argentina y Bodegas de Argentina", completó.

Feria de vinos
El 30 de octubre, a partir de las 17 horas, mientras la final transcurre, en un salón contiguo la AAS organizará una gran feria de vinos con más de 70 reconocidas bodegas auspiciantes.

Desde la misma feria se podrá disfrutar, por pantalla gigante, las distintas instancias de la final de la competencia.

Entre las bodegas que participan figuran Alchimia Wines, Nina, Algodon Wine Estates, Alta Vista Wines, Altos Las Hormigas, Antonio Mas Wines, Atamisque, Domingo Molina, Kaiken, Luigi Bosca, Monteviejo, Norton, San Pedro de Yacochuya, Teho, Trivento, Zuccardi Valle De Uco, Bianchi, Patritti, Chandon, Domaine Bousquet, Doña Paula, El Porvenir de Cafayate, Familia Durigutti, Finca Sophenia, Lamadrid Estate Wines, Ojo de Agua, Susana Balbo Wines y Vicentin Family Wine, entre otras. 
Fuente: Iprofesional

Te puede interesar