Todo sobre corchos

Tipo, usos y cualidades de los corchos
Corcho-natural

El corcho natural tiene varios usos, pero sin duda es el mundo del vino su mayor consumidor. Su objetivo principal es preservar el vino para el almacenamiento a largo plazo. Pero no todos los corchos son iguales. Los corchos naturales, los más populares y conocidos, se han utilizado durante siglos debido a la elasticidad de su estructura celular.

El corcho es maleable hasta cierto punto, con la capacidad de contraerse y expandirse, creando un sello casi hermético en una botella de vino. En realidad, es casi hermético porque un poco de aire es capaz de pasar a través de él, ya que microscópicamente hay orificios dentro de su estructura. Esto puede ser beneficioso o perjudicial, dependiendo del tipo de vino que se almacena. Algunos vinos envejecen mejor con la exposición al aire durante períodos de tiempo, mientras que otros se mantienen mucho mejor cuando se exponen a la ausencia de aire durante el almacenamiento.

Tanto el tipo como el tamaño del corcho, se determinan por el tipo de vino, la cantidad de presión contenida y el diámetro del cuello de la botella. Hoy en día, existe una amplia variedad de corchos y tapones para preservar el vino. Algunos fabricantes de vinos, especialmente aquellos que producen en masa, están utilizando  screw caps en lugar de corchos.

Si bien el tipo de corcho (o la falta de él) de alguna manera afecta el sabor del vino con el tiempo, así como nuestra percepción del gusto, también es crítico en la protección de los vinos a medida que envejecen. Algunos tipos de corchos de vino son más confiables que otros. Echemos un vistazo a los principales tipos:

El corcho natural

¿Sabían que Portugal es el mayor productor de corchos naturales, concentrando el 50% del mercado? España ocupa el segundo lugar con un 30%. El “corcho natural” es un término que cubre diferentes grados y estilos de corteza de un tipo de roble llamado alcornoque mediterráneo. Estos corchos son 100% naturales, y pueden ser de una sola pieza cortados de una hoja de corcho, o de varias piezas, donde al menos dos piezas de corcho se pegan, o aglomerado, donde los pequeños agujeros dentro de un corcho natural están llenos con polvo de corcho y pegamento.

Los corchos naturales de una pieza son ideales para el envejecimiento del vino a largo plazo. De forma muy natural, se expanden y permanecen fuertes durante largos períodos de tiempo. Cuando se retira de una botella de vino, un corcho natural de una sola pieza se expandirá al 85% de su tamaño original casi al instante, mientras recupera el resto de su compostura original dentro de las próximas 24 horas.

El corcho aglomerado

Los corchos aglomerados están compuestos de pequeños trozos de corcho natural y / o sintético. Son más baratos porque son producidos con los desechos naturales de la corteza del corcho, polvo de corcho y pegamento.

Los corchos aglomerados trabajan bien con vinos que no necesitan ser envejecidos por largos períodos, esos que se beben durante no más de dos años desde su cosecha.

El corcho sintético

Los corchos sintéticos solo han comenzado a utilizarse a gran escala dentro de la industria del vino durante últimas tres décadas. Son más comúnmente hechos de plástico a base de aceite, mientras que ciertos fabricantes de corcho sintético también están experimentando con la utilización de polímeros a base de plantas de maíz y caña de azúcar.

Los corchos sintéticos pueden ser ventajosos para los fabricantes de vinos que buscan alcanzar un grado científico de transferencia de oxígeno. Estos materiales se pueden elaborar con varias densidades y de diversos materiales. En el tiempo, parece que hay más aspectos positivos que negativos. Debido a que el material utilizado para la fabricación de corcho sintético no es natural, los vinos nunca estarán en riesgo de alcanzar la corrupción del corcho. Incluso para el consumidor viene alguna ventaja de la guarda en casa, pues la botella puede ser guardada de pie, ya que no requieren la humedad del vino para mantener la integridad del corcho. Es un sellado hermético y anti-bacteriano.

El corcho para el vino espumante

A todos nos encanta el sonido de celebración de un corcho que despide una botella de un vino espumante, pero con toda esa presión se necesita un tapón más resistente.

Una botella promedio contiene más de un millón de burbujas y más presión de aire, por lo tanto, los tapones de vinos espumantes se producen siempre de corcho de alta calidad comprimido y tienen un diseño aerodinámico que a primera vista parece un pequeño champiñón.

Vino-Lok

Es una de las más extrañas formas de tapar una botella de vino y la más técnica de todas.

Este tapón se hace generalmente con plástico o vidrio y utiliza como un sello hermético para evitar que el oxígeno y las bacterias afecten al vino. Es un tapón bien costoso y se utiliza para vinos refinados.

Zork

Es un tipo de sello que combina “corcho” con una tapa de rosca. El tapón se gira, pero al quitarlo produce el mismo sonido que asociamos con un corcho.

Es una forma moderna y todavía poco popular de tapar los vinos, pero que combina muy bien la comodidad y la experiencia sensorial del ritual del vino.

Fuente: Concha y Toro

Te puede interesar