Los Vinos de altura

Vinos 01/05/2017
Dicen que si lo mejor está en el cielo… ¡Lo mejor es estar cerca!
vc_-_ruta_del_vino_-_vi%C3%B1edos_-_eliseo_miciu(1)

¿Qué son los vinos de altura?, ¿Qué se entiende por un vino de altura?, ¿En qué parte se cultivan?, ¿Cómo es este vino y qué lo diferencia del resto?

En la vitivinicultura, la altitud y la latitud están profundamente ligadas entre ellas, son muchos los beneficios que aporta la altura a los caldos y uno de ellos es el efecto refrescante, debido a la mayor acidez de los inviernos largos y la diferencia térmica entre el día y la noche.

Existen muchos tipos de viñedos en el mundo, algunos tan especiales que se encuentran fuera de la llamada franja del vino ubicada entre los paralelos 30 – 50 grados latitud norte o sur. En los viñedos que se encuentran más cerca  a las zonas del Ecuador donde los climas son más cálidos, usualmente las uvas maduran muy rápido, carecen de aromas y acidez, es por ello que se buscan los viñedos en zonas altas lo que ayuda a la producción de mejores vinos.

Algunos datos que debemos tomar en cuenta en relación a la altitud es que por cada 100 metros que subas sobre el nivel del mar, tendrás una disminución de un 1 grado centígrado en la temperatura ambiental. 

En los viñedos más fríos la maduración de la uva es más lenta y prolongada, es por ello que las uvas llegan a su maduración más tarde, generalmente a finales de agosto o septiembre dependiendo de la ubicación del terruño. En estos viñedos la temperatura durante la noche baja severamente, lo que se conoce usualmente como amplitud térmica, misma que permite que las vides descansen del trabajo fotosintético del día y acumulen nuevamente los ácidos que transformaron en azúcares durante el día. Estos ácidos son fundamentales para lograr un buen equilibrio con el alcohol en el vino.

Usualmente en este tipo de viñedos, la altura ronda entre los 1050 y 1250 msnm, lo que garantiza una buena amplitud térmica entre el día y la noche. Los días son cálidos con temperatura de 30 a 32 grados centígrados y las noches son frescas con temperaturas que van desde los 12 a 15 grados centígrados. Existen también ciertos viñedos que sobrepasan la altura habitual de los considerados “viñedos de altura”, a estos viñedos se les conoce como “exóticos” y 

Estos viñedos considerados como vinos de montaña, generalmente superan los 500 msnm, suelen ser secos pues la lluvia se precipita en la parte alta de montaña formando nieve, aunado a la ausencia de humedad excesiva, lo que evita que se proliferen los hongos que causan enfermedades en las plantas y en la uva.

En algunos países se considera tan importante la altura en el viñedo que plasman esta información en las etiquetas como un factor más de calidad en el contenido de la botella. 

En resumidas cuentas tenemos que recordar que a mayor altitud hay una mayor variación de la temperatura, el ciclo de la vid es más prolongado, hay mayor concentración de color y taninos lo que produce vinos de mayor cuerpo y carácter. A menor altitud hay una menor variación en la temperatura, el ciclo de la vid es más corto y encontramos una menor concentración de color y taninos lo que genera un vino más ligero o blando, no por ello de menor calidad aclaro. 

Por esto la ubicación del terruño siempre será imprescindible para la creación de un buen vino, la altura ha formado parte importante en regiones europeas con España, Francia y Argentina. 

Fuente: Vanguardia

Te puede interesar