Temporada de burbujas

Noticias 24/12/2016
La Argentina ha demostrado ser capaz de hacer espumantes de nivel internacional.
espumantes

Desde ejemplares frescos y frutales para beber en un sinfín de ocasiones hasta otros más complejos, cremosos y elegantes. Para estas fiestas, hay opciones para todos los gustos.

Si bien en estas épocas de fiestas es cuando más disfrutamos de los espumantes, deberíamos tenerlos en cuenta durante las cuatro estaciones, ya que son ideales para acompañar diferentes comidas de principio a fin. Es que, por su versatilidad, las burbujas son perfectas tanto para dar comienzo a una cena como para culminar con el postre; sólo hay que saber cómo elegirlas y disfrutarlas.

Datos a tener en cuenta

1. Los espumantes se dividen en categorías Nature, Brut Nature, Extra Brut, Brut, Demi Sec y Dulce, dadas por la cantidad de azúcar que contiene cada ejemplar. Mientras que los Nature (los más secos) presentan menos de tres gramos de azúcar por litro, los Dulces tienen más de 40.
2. En Argentina, los espumantes suelen ser elaborados a partir de las variedades Chardonnay, Pinot Noir; también se usa el Semillón y el Malbec. Una vez elaborados, los vinos pasan por una segunda fermentación al vacío en la que se genera el gas carbónico que se incorpora al líquido.
3. Existen dos procedimientos para generar las burbujas: el Champenoise y el Charmat. En el tradicional o Champenoise la segunda fermentación se realiza dentro de la botella generando un espumante con aromas que recuerdan al pan tostado, brioche, turrón, café, vainilla y chocolate blanco. En el Charmat la fermentación y las burbujas tienen lugar en tanques de acero herméticos, dando aromas frescos y destacándose más las notas cítricas, frutales y florales del espumante.
4. Un espumante de calidad se caracteriza por una efervescencia fina, burbujas pequeñas y en columnas bien definidas, junto a una espuma persistente.
5. Por su versatilidad, son adecuados para acompañar desde entradas hasta postres, siempre que sean delicados y no muy estructurados.

Cinco tips para su consumo

1. Los espumantes se beben bien fríos, pero nunca helados. La temperatura ideal es entre 6 y 8°C para los ejemplares más jóvenes, y 10°C para los más maduros y complejos; ya que más fríos resultan más frescos pero menos expresivos.
2. Estos vinos se suelen beber en copas "tipo flauta", ya que su cáliz estilizado se agranda en la base para que el espumante se exprese sin perder temperatura y se vuelve a achicar en la boca para que los aromas se concentren y el gas carbónico no se pierda.
3. Para los consumidores que desean aromas más sueltos, lo mejor es servirlos en copas de vino blanco, donde la bebida se abrirá y la temperatura ambiente incrementará los aromas.
4. Un accesorio ideal para enfriar el espumante y mantenerlo a la temperatura adecuada durante el servicio es la frappera o champañera.
5. Para disfrutar de aperitivo, nada como agregar a una copa de espumante de dash de Campari o Aperol.

Fuete: ElCronista

Te puede interesar