Cae en un 35% la producción de vinos en Argentina

Noticias 25/10/2016
La producción vitivinícola en Argentina alcanzaría durante el 2016 los 8,8 millones de hectolitros de vino, cifra que experimenta una caída cercana al 35 por ciento anual a causa del impacto que tuvo el clima en las regiones cuyanas.
0000193046

Así lo informó la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV, según sus siglas en francés), una entidad con sede en París, a través de un estudio presentado en Mendoza por Jean Marie Aurand.

Según la entidad, debido a la caída que experimentó la producción de vinos, por la última cosecha de zumos y mostos en la Argentina, el país cayó a la posición novena en el ranking de productores. 

Con la obtención de solo 8,8 millones de hectolitros de vino, la producción local experimenta una fuerte merma respecto a los 13,5 millones obtenidos en el 2015 y respecto a las 15,2 millones de hectolitros producidos en el 2014.

Según el informe de la OIV, con una merma del 35 por ciento interanual, Argentina experimentó "la cosecha más escasa de los últimos años".

Sin duda la última vendimia se exhibió como la peor en medio siglo a partir de la abundantes lluvias registradas en el período febrero-marzo pasado, que permitió la proliferación de enfermedades y pérdida de productividad.

Por ello, Argentina que habitualmente se ubica quinta en el ranking de países productores de vino se vio fácilmente superada por Chile, Australia, China y Sudáfrica, quienes suelen ubicarse por debajo en el listado internacional.

También la producción mundial de vinos, según OIV, alcanzaría los 259 millones de hectolitros durante el 2016, cifra que experimenta una merma del cinco por ciento, una de los resultados más bajos de los últimos veinte años.

El listado es encabezado por Italia, con la producción de 48,8 millones de hectolitros, seguido por Francia (con 41,9 millones) y España (con 37,8 millones de hectolitros).

Allí América del Sur tuvo un importante retroceso en su producción, no solo en Argentina sino también en Chile, quien produjo 10,1 millones de hectolitros, con una caída interanual del 21 por ciento.

Brasil también registró una producción de 1,4 millones de hectolitros durante el 2016, lo que representó una disminución significativa del 50 por ciento respecto a 2015. 

Te puede interesar