5 Maneras de hacer enoturismo

Turismo 22/10/2016
Hay miles de cosas para hacer con el vino como protagonista, te damos cinco ideas para que planifiques tu próxima ‘escapadita’
eno_turistas

Con cada vez más visitantes, que se ven atraídos por este tipo de turismo, el enoturismo se presenta como un valor en alza, con un incremento de turistas del 50,5% en los últimos cinco años.

Según ACEVIN, el pasado año 2015 el número total de visitantes a las bodegas y museos del vino asociados a las Rutas del Vino de España ascendió a 2,24 millones de turistas, lo que representa un incremento del 5,5%.

El enoturismo se presenta, por tanto, como una de las mejores maneras de acercarnos a la cultura del vino. Sin embargo todavía hay mucha gente que desconoce el universo de posibilidades de este tipo de escapadas. Si quieres planificar una escapada de enoturismo y no sabes por dónde comenzar, te presentamos algunas ideas para organizar tu próximo destino.

1. Visitar una bodega

Es la manera más rápida, cómoda y fácil de realizar enoturismo. Basta con localizar una bodega, consultar si recibe visitas y contactar con ella.

Existen muchas zonas vitivinícolas que visitar, y la mayoría muy bien organizadas (y cada vez más), para el turismo.

La ventaja de las bodegas es que ofrece la posibilidad de poder aprender los secretos de la vid, su cosecha y la elaboración del vino, todo ello rodeado de naturaleza y cultura. Además las bodegas permiten mucha flexibilidad, las hay de todo tipo, lejos o muy cerca, para ir en pareja o con un grupo de amigos, para visitas rápidas o largas estancias... y por supuesto, ofrecen la posibilidad de degustar los mejores vinos "in situ".

2. Visitar instituciones culturales

Cada vez son más los centros culturales o sociales que organizan actividades en torno al mundo del vino.

La cultura a través del acercamiento a centros culturales, museos, fundaciones,... es una de las mejores formas de adentrarse y conocer el mundo del vino a través de enoturismo.

3. Asistir a una feria de vinos

Cada vez son más los eventos (ferias, salones, foros,...) donde las bodegas descorchan sus vinos para que los visitantes puedan conocer de cerca sus secretos. No son tan inmediatas como las bodegas, ya que normalmente requieren planificación y desplazamientos, pero ofrecen la posibilidad de conocer muchas más temáticas. En casi todas se puede encontrar mucha variedad de vinos, catas, maridajes, charlas,... además de poder conocer a personalidades del sector (bodegueros, enólogos, sumilleres, prescriptores, blogers...) y poder degustar vinos junto a estos personajes de renombre.

Este tipo de eventos es una experiencia verdaderamente enriquecedora tanto desde el punto de vinos turístico como del consumidor, que en todo caso enriquecen la cultura del vino.

4. Realizar una actividad

Cada vez más asociaciones, bodegas, centros, denominaciones de origen... y muchas otras entidades desarrollan todo tipo de actividades que giran en torno al vino y que permiten acercarse de su cultura de una forma divertida y amena.

Por su íntima relación, la gastronomía suele ser la principal alternativa, con showcooking, maridajes, eventos gastronómicos,... pero también podemos encontrarnos con actividades deportivas, concursos, actividades lúdicas o artísticas, cursos, terapias naturales...

Al igual que las ferias, estos eventos requieren cierta planificación, además la fecha del año puede condicionar mucho este tipo de actividades.

5. Visitar una Ruta del Vino

Hay lugares impresionantes en todo el mundo, y el vino y la gastronomía regional los graba en el corazón para siempre. Napa Valley en California (Estados Unidos), la Toscana (Italia), Burdeos (Francia), el Douro (Portugal) y Jerez (España), son sólo algunos de los destinos más visitados del enoturismo internacional. Pero también tienes muchas otras opciones. En España, por ejemplo, existen 25 rutas del vino asociadas a ACEVIN y otras tantas no asociadas. Viajar allí, admirar sus paisajes, conocer a su gente, y disfrutar sus vinos y sus comidas, es una experiencia inigualable para todo amante del vino.

Hay miles de cosas para hacer alrededor del mundo y con el vino como protagonista. Seguramente, algunas más extravagantes que otras y muchas son inalcanzables para la mayoría. Pero por suerte la Argentina es un país productor de los más importantes, y eso permite poder realizar acá nomás, muchas experiencias que todo amante del vino debería vivir al menos una vez.

Fuente: Vinetur

Te puede interesar