Prepará tres conservas gourmet para tener siempre a mano

La picada es un clásico argentino que, con un par de conservas bien hechas, pasa de ser una mesa de embutidos a una comida gloriosa.
conserva1

Pintó una reunión en casa. De pronto son seis, ocho amigos sentados a la mesa y, tras descorchar un vino, sobreviene la pregunta de rigor: ¿tenés algo para picar? Todo se resuelve con unos fiambres, maní salados y aceitunas. Pero como siempre se resuelve de la misma manera, la próxima vez tené a mano alguna de estas conservas para ponerle brillo al encuentro. Solo vas a invertir un par de horas y, llegada la ocasión, será una picada siempre recordada. Tomá nota:

Tomates secos conservados en aceite

  • 200 gr. de
tomates disecados
  • 2 hojas de laurel
  • 3 dientes de ajo
  • Coriandro
  • Pimienta verde
  • Orégano
  • 1 Cucharada de sal gruesa
  • Aceite de oliva

Colocar los tomates en agua caliente y dejarlos reposar durante un par de horas. Secar en papel absorbente y cortar en mitades. Pelar y cortar groseramente los ajos. Colocar intercalados todos los ingredientes en frascos esterilizados y completar con el aceite hasta el tope.

Champignones con ajo y laurel

  • 500 gr. de champignones
  • 4 dientes de ajo
  • Pimienta en grano
  • Pimienta de Jamaica
  • Cáscara de un limón
  • Tomillo fresco
  • 4 hojas de laurel
  • El jugo de medio limón
  • 1 cucharada de sal gruesa
  • Aceite de oliva

Limpiar y trozar los champignones en cuartos sin que se les salga el cabo. Pelar y cortar groseramente los ajos. Calentar el agua junto con el limón hasta alcanzar el hervor. Volcar los hongos y blanquearlos durante 45 segundos, apagar el fuego y dejar reposar 5 minutos. Escurrirlos y secarlos sobre servilleta de tela limpia durante 10 minutos. Intercalar en frascos esterilizados todos los ingredientes y cubrir con aceite de oliva.

Zanahorias con pepino y cebolla

  • 500 gr. de zanahorias
  • 3 cebollas chicas
  • 1 pepino
  • 1 lt de vinagre de vino blanco
  • 200 g de azúcar
  • Granos de mostaza
  • Pimienta negra
  • Laurel

Verter el vinagre y el azúcar en una olla hasta llevarlo a hervor. Mientras tanto, limpiar y pelar las zanahorias y el pepino, luego cortarlos en rodajas de no más de 1 cm. Cortar la cebolla en aros. Volcar la zanahoria en el vinagre hirviendo y al minuto hacer lo mismo con la cebolla y el pepino, cocinar por dos minutos más y retirar del fuego. Escurrir las verduras, dejar secar sobre papel absorbente y colocar todos los ingredientes intercalados en frascos esterilizados y cubrir con vinagre.

Estos frascos se conservan semanas en la heladera sin problema. Si querés que duren meses en la alacena tenés que ser un poco más meticuloso en el envasado.

Fuente: vinomanos

Te puede interesar