Fruta y un poco de vino tinto ayudan a perder peso

Noticias 18/07/2016
Una dieta que incluya alimentos ricos en flavonoides se ha relacionado en un macroestudio con una mejor salud y menor sobrepeso.
vino_salud

Los estudios científicos han demostrado que las dietas que incluyen vino pueden mejorar la salud cardiovascular. Ahora, una revisión de varios estudios a gran escala ha encontrado una fuerte evidencia de una relación entre el mantenimiento físico y los compuestos polifenólicos encontrados en el vino y en algunas frutas y verduras.

La revisión, publicada en enero en la revista British Medical Journal, analizó tres estudios científicos, el 'Estudio para el Seguimiento de Salud de Profesionales', el 'Estudio de Salud de Enfermería' y el 'Estudio de Salud de Enfermería 2', en los que participaron más de 124.000 hombres y mujeres.

El análisis llevado a cabo por investigadores de la Escuela TH Chan de Harvard de Salud Pública estudió los patrones de alimentación de los participantes para determinar si los alimentos ricos en flavonoides tenían algún efecto sobre el peso corporal.

Los flavonoides son compuestos naturales que se encuentran en frutas y verduras específicas, incluidas las uvas, arándanos, manzanas, peras y ciruelas pasas. Sus aplicaciones en medicina han sido ampliamente contrastadas, considerándose eficaces en el tratamiento y/o prevención de ciertas enfermedades como cáncer, cardiopatías, problemas hepáticos y de colesterol. Además han sido demostrado su gran poder antioxidante y antiinflamatorio.

Lo sorprendente y único en este estudio, es que investigaciones anteriores sobre pérdida de peso habían apuntado hacia un pequeño subconjunto de flavonoides, los 'flavan-3-ol', que se encuentra en altas concentraciones en el té verde.

Este megaestudio se centró en varias subclases de flavonoides y encontró que la mayoría tenía un efecto positivo en la salud a largo plazo de los participantes.

El estudio de Harvard se centra en siete subclases específicas de flavonoides. El vino, especialmente el vino tinto, es muy rico en flavonoides. Los principales flavonoides consumidos por los participantes fueron las antocianinas, que se consumen en el vino tinto, los arándanos y las fresas; los 'flavan-3-oles', consumidos en cervezas, el té, las manzanas y las naranjas; y 'flavonas' consumidos en las cebollas, el té, la cerveza y el vino.

Los investigadores observaron una correlación significativa entre una dieta alta en frutas, verduras y bebidas ricas en flavonoides, donde los participantes se mostraban más sanos que la media y con menos sobrepeso. De hecho, la mayoría de los hábitos en la dieta que arrojaban datos positivos estaban directamente correlacionados con el consumo de flavonoides.

De acuerdo con los investigadores: "Una sola porción al día de frutas a menudo pueden aumentar el efecto de pérdida de peso. Por ejemplo, media taza de arándanos proporciona aproximadamente 121 mg de antocianinas".

Además, la pérdida de peso, aunque no sea mucho, puede mejorar la salud significativamente, explican los investigadores: "La pérdida de sólo 11 a 22 libras (5 a 10 kilos) se asocia con una importante disminución de la presión arterial y una reducción del índice de masa corporal de 1-3 kg/m2 que se asocia con una disminución del riesgo del 2 al 13% de padecer enfermedades cardiovasculares, y, del mismo modo, pequeñas cantidades de aumento de peso podrían tener un importante impacto a la salud pública: Ganar 10 libras o más entre las edades de 40 y 60 aumenta el riesgo de desarrollar diabetes en un 40 a 70%, de hecho un mega-análisis de 221 estudios demostró que el mismo aumento de peso incremente el riesgo de padecer varios tipos de cáncer entre un 24 a 59%".

Al igual que con otros muchos estudios sobre la dieta, lo que los investigadores observaron es que el consumo de flavonoides sobre los efectos positivos para la salud no era tanto una causa sino el efecto, es decir una correlación entre una dieta con alto contenidos en flavonoides mostraba una mejora en la salud de los participantes. Con el fin de demostrar realmente cómo un flavonoide específico puede afectar a la salud de un individuo, la investigación se continuará desarrollando en los próximos meses.

Fuente: Vinetur

Te puede interesar