Los trucos más eficaces para quitar manchas de vino

Noticias 04/06/2016
El placer se convierte a veces en pesadilla, cuando vemos derramarse el vino sobre nuestras prendas favoritas.
como-quitar-manchas-de-vino-tinto-de-la-alfombra-1

Disfrutar de una copa de buen vino es uno de los mayores placeres que podemos regalar a nuestros sentidos. Al consumir un vino tinto se pone en marcha toda una maquinaria de receptores sensoriales. El olfato y el gusto son dos sentidos claves a la hora de poder apreciar todos los matices de un buen vino, sin embargo, nuestro primer contacto con el producto tendrá lugar a través de la vista. La intensidad, la limpidez y, sobre todo el color, son las tres características principales que podemos distinguir en un vino a través de nuestros ojos.

Centrándonos en el color, este juega un papel primordial en el placer visual que conlleva disfrutar un buen vino. Pero ese placer se convierte a veces en pesadilla, cuando vemos derramarse el vino sobre nuestras prendas favoritas.

A continuación, veremos algunos trucos para quitar manchas de vino tinto y hacer que nuestra ropa o nuestras piezas de mantelería luzcan como nuevas.

CÓMO QUITAR MANCHAS DE VINO TINTO RECIENTES

El tiempo que dejemos pasar desde que se produce la mancha es crucial. Siempre será más fácil hacer frente a una mancha de vino reciente que tratar de limpiar la mancha una vez que el líquido se haya secado.

SAL DE MESA

A menudo, la primera reacción después de que se produce la mancha es recurrir a la sal de mesa. Hay quien aconseja aplicar un poco de sal directamente sobre la mancha de vino, sin embargo, la sal común no servirá realmente para eliminar la mancha. Pero tampoco es que sea una reacción totalmente inútil, ya que la aplicación de sal de mesa directamente sobre la mancha ayudará a absorber más rápidamente la humedad del vino, evitando que este se extienda por los tejidos. En cualquier caso, si aplicamos sal sobre la mancha no deberemos dejarla demasiado tiempo, ya que esto podría jugar en nuestra contra y fijar la mancha de vino con mayor fuerza.

VINO BLANCO

La mejor opción a la hora de eliminar una mancha de vino tinto reciente, tanto si hemos aplicado antes sal como si no lo hemos hecho, es empapar la zona manchada con vino blanco. Los taninos del vino blanco ayudan a neutralizar la tinción provocada por los taninos del vino tinto, por ello, la aplicación de vino blanco sobre la mancha será siempre nuestra primera opción. Debemos humedecer un trapo limpio o una esponja en vino blanco y dar pequeños golpecitos con ella sobre la zona manchada. Hay que intentar evitar restregar la mancha para que esta no se extienda, por ello, es mejor ir humedeciéndola poco a poco con el vino blanco en lugar de frotarla directamente. Después, se deja actuar al vino blanco durante unos minutos y para terminar lavaremos la prenda afectada con agua y jabón.

BICARBONATO SÓDICO

De manera complementaria, podemos añadir la aplicación de bicarbonato sódico al método anterior. Para ello, una vez que hemos empapado la zona manchada con vino blanco y lo hemos dejado actuar durante un tiempo, aplicamos encima una pasta espesa preparada a base de bicarbonato y agua. Dejamos que la mezcla trabaje durante varias horas, siempre vigilando que la zona se mantenga húmeda, tras las cuales procederemos a lavar la prenda con normalidad.

CÓMO QUITAR MANCHAS DE VINO TINTO SECAS

LECHE

Las manchas de vino son algo más complicadas de eliminar una vez que se han secado. Sin embargo, también existen formas de combatirlas.

Uno de los métodos más efectivos es tratar la prenda manchada con leche. Para ello, calentaremos leche en un recipiente e introduciremos la prenda en remojo. Dejaremos que la leche actúe durante el tiempo necesario hasta que veamos que la mancha se va diluyendo. Cuando esto haya sucedido, podremos lavar nuestra ropa de la manera habitual.

MÉTODO INFALIBLE PARA QUITAR MANCHAS DE VINO

Los métodos anteriores deberían ser suficientes para eliminar la mayoría de manchas de vino tinto con las que nos encontremos. En cualquier caso, si las manchas no desapareciesen o si estuviéramos ante manchas especialmente persistentes, existe un método más agresivo que sin duda funcionará.
Para eliminar estas manchas especialmente difíciles realizaremos una disolución con las siguientes proporciones:

5 partes de agua.
1 parte de agua oxigenada.
4 partes de amoníaco.

Removemos nuestra mezcla e introducimos la prenda manchada. La dejamos unas horas en remojo y después aclaramos con agua en abundancia. Una vez hecho esto, podemos lavar nuestra prenda de manera normal.

Estas son algunas formas de eliminar las manchas de vino tinto de nuestra ropa, manteles o alfombras. Algunas, como la limpieza con vino blanco, pueden ser también aplicadas en manchas de vino en la pared, tras lo cual aclararemos la zona con una mezcla de agua oxigenada y agua al 50%.
En cualquier caso, hay que tener en cuenta que estos métodos de limpieza están pensados para tratar tejidos blancos y debemos tener especial cuidado cuando los apliquemos sobre ropa de color para no eliminar el tinte propio de los tejidos. Ante cualquier duda, no hay que olvidar consultar siempre las etiquetas del fabricante y realizar pruebas en zonas poco visibles de la ropa, antes de aplicar nuestras soluciones sobre las manchas.

Ya no tenemos que preocuparnos por nada a la hora de degustar un buen vino tinto. ¡Salud!

Fuente : Vivanco

Te puede interesar